Flores de Bach: Willow

de del

Grupo: desaliento

Serie: 19 Remedios Restantes

Definición Original:

Para quienes han sufrido una adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas o resentimientos, pues juzgan la vida por el éxito que aporta. Les parece que no se merecen un revés tan grande, que es injusto y se vuelven amargados. Suelen perder interés y mostrarse menos activos en las cosas de la vida que antes les gustaban.

-Por la mentalidad que se va instaurando en la sociedad, nada es válido si no está acompañado por resultados. Efectivamente el resultado es la prueba de que algo se ha realizado, y el buen resultado es la consecuencia de, no solo haber hecho algo, sino además de haberlo hecho correctamente. Parece que ser bueno en algo, es obtener resultados brillantes. Y todos queremos ser buenos en lo nuestro.

Pero ¿qué sucede cuando el esfuerzo y la inversión de energía en algo, no va acompañado por suculentos frutos? ¿qué pasa cuando el granizo, o las tormentas han dado al traste con la cosecha en la que tanto se ha trabajado?

He ahí el dilema.

Como siempre sucede, sin darnos cuenta, elegimos la forma en que nos vamos a tomar el desagravio del destino, (o de los otros).

En ocasiones nos es prácticamente imposible no quejarnos, y nos volvemos amargados, resentidos por nuestra mala suerte. Nos cuesta ser los de antes, y todo el mundo a nuestro alrededor parece estar comiendo ricos manjares mientras nosotros permanecemos hambrientos.

Podemos sentir lástima de nosotros mismos, diciendo y diciéndonos una y otra vez que todo a confabulado en contra, que tuvimos mala pata, que suerte la de tal o cual, que sin el mínimo esfuerzo le salió todo bien.

Entonces dejan de interesarnos un montón de cosas con las que antes disfrutábamos porque se nos olvidó la importancia del camino y solamente nos centramos en el resultado final: en la meta.

También podemos elegir otra forma de recuperar el ánimo y reconstruirnos, como es desentendernos del resultado, hacer las cosas porque realmente nos apetecen teniendo muy en cuenta que no podemos controlarlo todo.

Si habiendo dado el máximo, salió cruz en la moneda y todo se fue al traste, nos queda el consuelo de que aquello que se estropeó ya no dependía de nosotros.

Después queda aceptar, esperar y seguir caminando, nunca se sabe si lo que ha ocurrido va a ser a la larga mejor o peor que lo teníamos pensado,

Si te sientes enfadado con tu suerte, si piensas que la vida ha sido injusta contigo, si tu carácter ha cambiado y ya no te sientes tan feliz como antes: revisa tus creencias y toma el Remedio Floral WILLOW.

 

por: Celia Guerra Calzada