Flores de Bach:Gorse: La derrota del Guerrero

de del

“Gran desesperanza, personas que han perdido toda fe en que se pueda hacer algo más por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás, pueden probar diferentes tratamientos, y al mismo tiempo asegurar a todos que hay poca esperanza de mejoría”.

Edward Bach.

Grupo: Incertidumbre

Serie: 7 Ayudantes.

Todas las personas que tienden a luchar en la vida, que intentan una y otra vez salir adelante, tienen un límite en el que la duda, les invade y sienten que ya no hay nada más que hacer, que aquello que desean, posiblemente no tiene ya remedio, y no podrá ser accesible para ellos. Es entonces cuando tirando la toalla, se sienten sin fe, y por lo tanto, sin expectativas.

¿Perdemos por eso nuestros deseos? No, nuestros deseos permanecen aletargados, pero aún siguen presentes.

Tanto la fe como la esperanza nos impulsan hacia el futuro, nos movilizan, nos empujan a sentir que algo bello está aún por llegar.

Cuando la confianza penetra en nosotros ya no importa qué es exactamente lo que nos deparará mañana porque estamos seguros de que merecerá la pena experimentarlo.

Gorse nos habla de peso, de descreimiento, de negatividad y de duda, cuando se mantiene en su polaridad densa. Nos mantiene en creencias fatalistas, y cedemos nuestro poder a lo que sentimos como inevitable.

A veces, un diagnóstico que parece irreversible, cuando pensamos que hemos heredado algo y por lo tanto ya no hay quién lo mueva de ahí, cuando a base de repetir fracasos nos sentimos derrotados, si te encuentras en una situación como ésta toma el Remedio Floral Gorse y escucha el mensaje de sus preciosas flores amarillas:

“nadie sabe lo que puede pasar mañana, tú solo tienes que creer sin fisuras, creer sin límites , llenarte de certeza y aquello que tenga que ser…será”.

 

Por: Celia Guerra Calzada