Holly. Flores de Bach: La energía del Amor incondicional

10 de May del 2017

“Para aquellos que en ciertas ocasiones se sienten asaltados por emociones conflictivas, tales como celos, envidia, venganza, sospechas, etc. o padecen distintas formas de vejación. Con frecuencia, suelen sufrir mucho internamente aunque no exista una causa real que justifique sus padecimientos.”
Dr. Edward Bach

 

Grupo: Hipersensibilidad

Serie: 19 Remedios Restantes

Cuando pensamos en una humanidad unida, en un grupo que respira al unísono, en una familia que late acompasadamente  junta, y todo ello conectado al mismo tiempo con el ritmo de los astros, de la naturaleza misma, estamos conectando con la maravillosa energía del arquetipo Holly en su alta vibración.

Sin embargo en nuestra vida cotidiana son muchas las circunstancias que nos separan de esa experiencia idílica y que nos obligan a aterrizar en las cumbres borrascosas del enfado, los celos, la rabia…. así es el Amor en la Tierra.

Por desgracia para nosotros, el Amor no puede ser experimentado constantemente armonioso, pues al ser la emoción mas humana, la emoción que permite elevar a las personas a su mas alta expresión, posee una bipolaridad muy potente y agita nuestras almas hacia los rincones mas oscuros del ser.

¿Sentir enfados, celos, envidia, rabia, sentimientos de venganza o una potente energía de separación nos convierte en malas personas? ¿son estos sentimientos un obstáculo para nuestra evolución?
La respuesta es un NO rotundo. Esos momentos vitales en los que se nos restringe la conexión con nuestra esfera mas lumínica, son para nosotros, preciosos momentos de reconstrucción amorosa donde sentimos el deseo de recuperar de nuevo el paraíso perdido.
En este sentido, es importante ser observadores de nuestras emociones, alimentando solo aquellas que nos permitan conectar con la mejor expresión de nuestro ser.
El enfado y la rabia son también emociones sagradas que nos ayudan a poner límite, a decir “hasta aquí”, a ser conscientes de nuestras necesidades y en ese sentido son convenientes, claro que, de instalarnos en ellas, perderán su función y nos sumergirán en las sombras demasiado tiempo.
Si hay alguna energía que nos permita ascender y descender por la espiralada escalera de Jacob, esa es la energía Holly, donde el cielo y la tierra habitan simultáneamente en un precioso ritmo humano de materialidad y disolución.

Si te sientes enfadado, separado de los demás, si te asaltan sentimientos de rabia y desconfianza, reconoce qué hay en tu vida con lo que te gustaría terminar, y toma el Remedio Floral Holly.

 

Por: Celia Guerra Calzada