La cúrcuma

29 de May del 2017

Se llama cúrcuma al rizoma molido de la planta Curcuma longa L.

Este polvo ha sido usado tradicionalmente como especia en la cocina asiática. Algunos de sus principios activos se llaman curcuminoides, de los cuales la curcumina es el más importante. 

La curcumina ejerce una fuerte acción antiinflamatoria y antioxidante. Es además muy digestiva y puede tener un efecto muy favorable en el control de peso ya que inhibe la lipogénesis (ácumulo de grasa) y favorece la lipólisis (descomposición de la grasa).

Los beneficios del consumo de cúrcuma son numeros ya que actúa favoreciendo las funciones y protegiendo numerosos órganos.

Podemos utilizarla en problemas hepáticos  ya que es una planta hepatoprotectora. 

Problemas digestivos, acidez, exceso de gases. Salud intestinal.

Como apoyo en los tratamientos para el cáncer. También en su prevención.

Estupenda en caso de inflamación y dolor articular. Podemos potenciar su efecto consumiéndola junto con bromelina. (enzima extraída de la piña.)

Útil en afecciones de las vías respiratorias. Asma.

Tiene efecto inmunomodulador. Mejora nuestras defensas.

En ningún caso la cúrcuma sustituye al consejo de nuestro médico.

Foma de tomarla:

Podemos añadirla a todos nuestros platos: arroces, guisos, legumbres, sopas, tortillas ... ¡donde se nos ocurra! . Siempre junto con pimienta negra,  detalle muy importante para la absorción correcta de la curcumina.

La añadiremos después de la cocción para que el calor no destruya sus propiedades.

Si lo que buscamos es un efecto potente y rápido, simplemente no nos gusta su sabor o queremos algo más cómodo podemos adquirirla en forma de cápsulas o comprimidos. Importante fijarnos en su concentración.

 

 

Izaskun Guerra Calzada