La Rhodiola y el stress

de del

Esta planta con olor a rosa, de ahí deriva su nombre botánico (Rhodiola Rosea), tiene una larga tradición de uso, siendo conocida ya en la Medicina Tradicional China, y por Dioscórides, médico y botánico griego.

Es un tipo de planta que crece en sitios inhóspitos (donde la vida no es fácil) y quizá por esto desarrolla compuestos naturales poseedores de propiedades que aumentan la energía celular que facilita la capacidad para sobrevivir.

En fitoterapia se dice que es una planta adaptógena, es decir que ayuda al organismo en situaciones de sobreesfuerzo, tanto físico como intelectual.

Uno de sus efectos más interesantes es su capacidad de reducir los niveles de cortisol anormalmente elevados en las personas con altos niveles de stress.

Esto va a influir muy positivamente en la calidad del sueño, permitiendo un mejor descanso y evitando la sensación de “levantarse cansado”.

Otro de los beneficios de este efecto regulador es que va a evitar la acumulación de grasa en el abdomen y en la cadera, consecuencia directa de un exceso de stress y unos niveles de cortisol elevados, por esta razón esta planta resulta realmente útil en el control de peso, además tiene la propiedad de movilizar los lípidos ya que activa la lipasa, una enzima encargada de transformar las grasas.

Es muy importante el descanso y la relajación a la hora de mantener unas proporciones corporales saludables añadiendo un poco de ejercicio y una dieta adecuada.

La Rhodiola aumenta los niveles de producción de ATP, mejorando el redimiento y la efectividad del ejercicio.

Mejora el estado de ánimo, el sistema inmunitario, la concentración, la memoria, los procesos de desintoxicación del cuerpo e incluso la potencia sexual tanto en hombres como en mujeres.

Y todo esto sin producir sensación de nerviosismo, más bien todo lo contrario.

La Rhodiola es, desde luego, una planta a tener en cuenta.

 

Por: Izaskun Guerra Calzada