¿Sirve para algo la decepción?

de del

La decepción es para las personas un pesar provocado por una circunstancia exterior que nos muestra una verdad antes escondida, y cuya aparición, nos hunde temporalmente en la impotencia, la indignación y el dolor. Para despertar este sentimiento es imprescindible conectar con la expectativa que cada persona anida interiormente, en relación con otra u otras personas.

Si nuestra personalidad tiende a la negación, a ver lo que desea ver, poniendo lazos rosas a todo lo que se presenta (Agrimony) será mas sencillo sufrir estas experiencias, lo mismo sucede con las personalidades que tienden a volcarse en exceso en los demás, a dar en exceso sin que les pidan (Chicory) que sentirán la decepción de lo que ellos definirán, como desagradecimiento y abuso (Willow-Holly). O aquellos que por su naturaleza servicial, entregan mas de sí de lo que realmente pueden y termina exhaustos, y vacíos (Centaury) , finalmente todos ellos decepcionados.

Así una mujer se sintió decepcionada cuando un amigo que la despertaba sentimientos especiales, la pidió el teléfono de una compañera, recuerdo la historia de un hombre que contaba lleno de dolor, que la mujer con la que había estado compartiendo su vida, había resultado ser finalmente una gran desconocida, y que después de tantos años juntos, sentía que toda la relación no era en aquel momento, mucho más que un montón de cenizas. También aquella joven cuyo padre había permanecido ausente durante mucho tiempo y faltó a su segunda cita, alegando una disculpa que nadie podía creer, dejando en su interior, y durante un tiempo, un rastro de tristeza.

Para poder comprender entonces la naturaleza de tales emociones, es importante observar :

Nuestro interior: 1- Creencias que acompañan a esas circunstancias 2- Iniciativas que nacen de nosotros 3- Expectativas. Lo que realmente esperábamos de esa experiencia

El exterior: 1- La forma en que manifestamos coherentemente nuestras ideas y conclusiones a través de los actos 2- Observación de la respuesta de los otros, ¿se mantiene un dialogo activo a través de los hechos?3- Darnos cuenta si damos por hecho que el otro “sabe” o “conoce” lo que no podemos asegurar que sea así.

Haciendo una lectura realista de estas vivencias inevitables, las decepciones encierran un precioso material para el aprendizaje en la vida. Ya que desde el instante en que lo que era un engaño se desvela y se muestra en la realidad, nos convertimos en personas conectadas con nuestro propio poder.

Este hecho que es maravilloso y muy deseable, puede ser también un gran despertador de nuestros miedos, y aún sintiéndonos más libres de lo que eramos podemos entrar en estados de confusión y autocrítica :(“cómo he sido tan tonta”, “cómo no me dí cuenta” (Pine) o de crítica : “cómo ha podido ser así” “qué motivos tiene para haber actuado de esa forma” (Beech) . Cayendo como moscas en las redes del juicio.

Sin duda los Remedios Florales del Dr Bach son una herramienta muy eficaz y precisa para lograr comprender que finalmente todo lo que nos sucede en la vida tiene un objetivo fundamental: Aprender de la experiencia.

 

Por: Celia Guerra Calzada