Usos tradicionales del Diente de León (Taraxacum officinale Web.)

de del

Esta planta amiga del hígado y los riñones puede sernos de gran utilidad en muchas situaciones.

¿Por qué?

Porque tanto su raíz como sus hojas contienen un principio amargo llamado taraxacina que le otorgan propiedades tónicas y digestivas, así como otros principios activos, entre ellos los flavonoides, con un marcado efecto diurético.

¿Qué pasa cuándo la tomo?

Que mejorará nuestra digestión si ésta es lenta y pesada, o nos hinchamos después de comer ya que su efecto tónico hace que aumenten todas las secreciones de las glándulas digestivas. Y cuándo decimos todas, son todas, desde la producción de saliva, jugos gástrico, intestinal, pancreático y bilis. Incluso estimula la musculatura de todo el conducto digestivo.

Estimula también la producción de bilis en el hígado (planta colerética), y el vaciamiento de la vesícula biliar (colagoga) con lo cual puede sernos de gran ayuda en todos los problemas hepáticos y biliares.

Como va a aumentar la producción de orina aliviará nuestras piernas hinchadas, con un valor añadido, favorece la eliminación de sustancias ácidas (como el ácido úrico), que recargan nuestro metabolismo

¿Tiene alguna acción sobre la función intestinal?

Si, y además sumamente suave y no irritante. Ideal para intestinos perezosos y siempre que queramos librarnos de los molestos síntomas de la autointoxicación producida por el estreñimiento: problemas de piel, forúnculos, celulitis, etc.

 

Por: Izaskun Guerra Calzada